miércoles, 9 de diciembre de 2009

E-MAILS

Al despertar tenia un extraño gusto en mi boca, no reconocí el sabor, pero no tuve mucho tiempo para pensar sobre ello, pues sentí una punzada de dolor en mi brazo izquierdo. Aun estaba adormilada, pero pude notar que ya no estaba acostada en mi cama.

Mama me había contado la forma en que muchas veces rodaba de mi cama y caía al suelo cuando era pequeña, pero eso no ocurría desde que tenía unos 10 años. Las sabanas estaban enrolladas en mis piernas y el oso de peluche con el que dormía estaba a mi lado. Me apoye en e brazo bueno para levantarme del suelo. Cuando me encontró de pie fui al baño y me mire en el espejo.

Mi labio superior estaba inflamado y rodeado de sangre seca; a eso se debía el sabor en mi boca. Por mi semblante reflejado en el espejo y el moretón de mi brazo, veía que el golpe había sido muy fuerte, pero ¿Cómo me pude haber golpeado de esa manera y no haberme levantado? Debí estar durmiendo como roca o como muerta para no percatarme de mi caída.

Abrí la llave del agua y me lave la cara, la boca y los dientes con mucho cuidado, el simple rose de mis labios con el agua me causo un ardor impresionante, pero tuve que seguir limpiando la herida para evitar una infección.

Luego de lavarme baje las escaleras y fui a buscar mi desayuno. Al entrar a la cocina mama me vio y se puso histérica.
-¡Gabriela!, ¿Qué rayos te sucedió?-dijo a gritos mientras me tomaba del brazo para mirar mi moretón-. ¡Responde hija!
-Mama, tan solo me caí de la cama, me di un buen porrazo pero ya estoy bien-le dije-. Y ya déjame el brazo quiero que me vas a hacer otro moretón de tanto zarandeo!
-Hay hija, cuando te vi así casi me da un infarto-y me beso las dos mejillas.
-Madre, tú como siempre tan exagerada-le dedique una sonrisa. Margot siempre ha sido la mujer mas cuidadosa del mundo con sus hijas, cuando yo era pequeña no podía tropezarme tranquilamente, por así decirlo, por que si lo hacia la histeria rebosaba en ella y el escándalo que formaba era enorme, pero a pesar de eso su buena maternidad nunca fue puesta en duda.
-Tengo hambre mami, ¿Dónde esta el cereal?-pregunte cuando abría la alacena.
-Esta en el otro gabinete-respondió.
-Ah, si, ya lo encontré. Gracias.
-Adiós Gabriela, nos vemos al medio día, ya estoy retrasada. Te quiero-me dijo y me lanzo un beso desde la puerta de la cocina.
-Yo también te quiero-le grite.
¿Qué horas son? pregunté para mi misma. Mama siempre salía de casa a eso de las seis y media de la mañana, así que debía ser muy temprano. Mire el reloj en forma de gallina que estaba sobre le horno y las manecillas decían que eran las siete menos cuarto de la mañana.

Había madrugado mucho, y eso que era sábado, debí de haberme confundido y haber pensado que era un día de escuela. Pensé.

Termine de comer mi desayuno y me dirigí a mi habitación a pensar que hacer antes de que fueran las tres de la tarde para ir a trabajar. Encendí el computador y espere a abrir la página de Internet de mi correo electrónico. Revise los mensajes que tenia y los fui borrando a medida que leía el nombre de la persona que me había escrito. Había unos cuantos de mi prima Naomi y otros era solo anuncios de promoción de otras paginas Web. Sorprendentemente tenia dos e-mails de mis amigas, uno de cada una, lo cual era muy extraño, ya que ninguna de ellas se tomaban el tiempo para escribirme. “Para hablar esta la escuela”, decían ellas.

Hola Gabi. Ese era el asunto del correo que me había enviado Natalia.
Bueno amiga, te escribo por que tengo una gran curiosidad por saber que ha pasado con el chico ese. Llámame cuando consigas un poco de información mas de el. Adiós, te quiero.
El mensaje era corto pero conciso. Al parecer la más cuerda de mis dos amigas había perdido su compostura. Pensé en decirle que lo había visto en mi nuevo trabajo, pero decidí no hacerlo, así que solo le dije:
Lo siento Nat, no se nada. Yo también te quiero.
Tras responder al mensaje de Natalia, volví a la bandeja de entrada para ver el mensaje de Lucia.

Hola Gabi. Se que te debe parecer raro que te escriba, pero no te asustes, yo estoy genial, solo es que me surgió una curiosidad pequeñita. Jeje. Bueno pues hace ratito cuando estaba en mi cuarto me puse a pensar y…

Y así continuo dándole vueltas al asunto, pero todo lo que Lucia escribió iba orientado en la misma dirección que Natalia. Quería saber del chico Suttcliff. Hubo algo diferente en el correo de Lucia, aparte de la extensión del mismo en comparación con el de Natalia.

Espero que esta vez cuando te lleve el periódico hablen un poco y se conozcan, ¿seria genial, no?

¡El periódico! Había olvidado ese detalle. Mama y papa estaban en el trabajo y Susan había dormido en casa de mi tía Margarita, y no iba a regresar hasta la noche, así que si el llegaba yo seria…
Sonó el timbre.
¿Acaso era el chico del periódico?
Tenia que abrir.

6 comentarios:

Hibbyta y Vale dijo...

Hahahha :D, quien sera?.. mee gusto mucho tu historiaa de verdd.. gracias por comentarr te adoraamoos.. ademas subimos capitulo !

Byee..
Hibbyta y Vale*
htttp://an-impossible-love.blogspot.com

Hibbyta y Vale dijo...

Hahahha :D, quien sera?.. mee gusto mucho tu historiaa de verdd.. gracias por comentarr te adoraamoos.. ademas subimos capitulo !

Byee..
Hibbyta y Vale*
htttp://an-impossible-love.blogspot.com

Remember- dijo...

pasaa aa mii bloog
iaa publiiqeee
baaii :))

♥Isa...Cullen! dijo...

hahahaahah!1 que sea el!!

wow seria muy finooo jeje!!!

haha me ya te dije que me encanta tu blog?

jeje pues te lo vuelvo a decir ME ENCANTA FASCINA ADOROO!! jaaaja!

publica pronto! sip y pasate por mis blog jejejee!!

cuidate kiss..! xD

areeLi ♥ dijo...

mi instinto mdice que sera el...

°Soljade°•.•.☆ dijo...

O.o ojala sea el chico del periodico! jaja seria lo maximo, espeor que postees pronto, bye!